15.05.2018

CALIDAD DEL EMPLEO Y DERECHOS LABORALES DE LOS URUGUAYOS

Volver al listado

El SICLAB es una iniciativa de UniónCapital AFAP, a cargo de Equipos Consultores y el Instituto de Economía de la Facultad de ciencias Económicas y Administración (IECON – Udelar) para el análisis y seguimiento permanente de la calidad del empleo en Uruguay.

 

La calidad del empleo sigue mejorando 

La calidad del empleo de los ocupados mostró un nuevo incremento durante 2017. Esta mejora se vio reflejada en el Índice de Carencias de las Ocupaciones (ICO), elaborado por el IECON a partir de información de las Encuestas Continuas de Hogares, que disminuyó 4% respecto a 2016, continuando así con su tendencia descendente de los últimos años.

 

La mayoría de los trabajadores considera que se respetan sus derechos

En base a una encuesta realizada en marzo pasado por Equipos (telefónica, a una muestra de 400 personas en todo el país a mayores de 18 años con trabajo) se concluyó que si bien hay un número importante de trabajadores aseguran que en su lugar de trabajo se respetan sus derechos, aún hay un 26% de trabajadores que declaran que esto no es así. Esta percepción, de estar en un trabajo en donde se vulneran sus derechos, tiende a ser más intensa en los trabajadores de nivel socioeconómico bajo, los trabajadores informales y aquellos empleados de empresas medianas y grandes. 

El resultado de la encuesta también refleja algunas diferencias por sector. Por ejemplo, el 32% de los trabajadores del sector comercio, restaurantes y hoteles evalúa negativamente su lugar de trabajo en este atributo y los trabajadores del sector salud y educación también aparecen como algo más críticos. 

Por otro lado, el informe también habla sobre la acción colectiva. Un primer aspecto a señalar es que un 19% de los trabajadores se reconoce como miembro de un sindicato, asociación de trabajadores o gremio profesional. Además, hay un 22% adicional que declara que en su lugar de trabajo hay organizaciones de este tipo, pero no pertenece a ellas. Quienes tienen nivel educativo alto, trabajan en el sector público, tienen más antigüedad en las empresas y se desempeñan en empresas medianas o grandes, declaran un mayor porcentaje que el resto de pertenencia a un sindicato, asociación o gremio profesional.

Para ver el informe completo ingresá en este link.

Galería de imágenes